¿Es cierto que la ropa negra atrae más el calor?

No queda mucho para dar la bienvenida al verano, y las temperaturas ya han comenzado a subir. Además, estamos poco a poco volviendo a la normalidad, saliendo a la calle a pasear o tomar algo con amigos o familia, así que es hora de deshacerse del chándal y el pijama y empezar a crear looks veraniegos.

Consideraciones estéticas a un lado, el color de la ropa que elijas puede ayudar a que te sientas más fresco. Todos hemos crecido con la creencia popular de que hay que evitar el negro en los días calurosos y llevar colores claros para no sentir tanto el calor, ¿verdad?


El principio de refracción

La creencia de que los colores claros dan menos calor que los oscuros, está basada en el principio científico de la refracción. Este fenómeno explica que los colores claros reflejan la luz, mientras que los oscuros la absorben.

La luz está compuesta por una serie de ondas, algunas imperceptibles, que además de corresponderse a un color, calientan los objetos en los que inciden, haciendo que aumente su temperatura.

Dicho esto… Tiene lógica que evitemos los colores oscuros en verano, ¿no?

Tras una larga investigación y documentación, la ciencia puede que desmonte toda esta idea sobre las prendas negras.


¿Los colores claros son más frescos?

A primera vista, si nos basamos en la teoría de la refacción, diríamos que la ropa clara es la ideal para el verano, pero siempre hay un “pero”, valga la redundancia.

La luz no es la única fuente de calor que hay en juego. Muchas veces nos olvidamos de que nuestro cuerpo esta constantemente emitiendo energía térmica, es decir, que nosotros mismos emitimos calor, un calor que tendrá que atravesar una capa de ropa para liberarse del todo.

Así que, teniendo en cuenta este factor tan importante, si usamos ropa blanca, el calor de nuestro cuerpo rebotará en la tela sin posibilidad de escapar e incidiendo de nuevo en nuestra piel. Sin embargo, si usamos prendas negras, estas absorberán el calor emitido por nuestro cuerpo y la brisa exterior se encargará de llevárselo.

Este suceso tan sencillo se conoce como convección, la cual establece que el calor pasa de un cuerpo a otro por la diferencia de temperatura, por lo que esa brisa o viento se encargara de llevarse el calor y así mantenernos más frescos.


Holgura y condiciones meteorológicas

Aunque la ciencia es casi exacta, existen otros factores que debemos tener en cuenta a la hora de vestirnos en verano.

El tipo de prenda que vayas a llevar es un factor decisivo, ya que dependiendo de la holgura o lo ajustado que sea, influirá en el calor que pueda darte.

La ropa holgada favorece el paso de la brisa, por lo que, en principio, podrías llevar una prenda oscura y holgada en pleno julio o agosto sin problema.

Si la prenda es más bien ajustada, lo más recomendable es que uses colores claros, ya que evitarán que incida el calor externo. Mientras que, si optas por un color oscuro, la teoría de la convección no funcionará del todo bien, ya que el aire no podrá expulsar el calor si llevas un top o unos pantalones muy ajustados.


Ropa negra en pleno desierto

Los beduinos son una tribu nómada cuya vida consiste en vagar por el desierto. Una de las peculiaridades que llaman la atención de esta tribu son sus ropas y túnicas, todas negras o de colores oscuros.

Partiendo de la convicción que tenemos todos acerca de la ropa oscura y el calor, es normal que nos quedemos boquiabiertos con la idea de andar por un desierto con una túnica negra.

Hace bastantes años, se realizó una investigación sobre esta tribu y cómo soportaban el calor del desierto vistiendo de oscuro. Según este estudio, la cantidad de calor que ganó el beduino vestido de negro era la misma que ganaría si estuviera vestido de blanco, la diferencia es que los colores oscuros expulsan ese calor antes de entrar en la piel gracias al principio científico de convección que hemos visto antes.

Esto les permite mantener el interior de su cuerpo a una temperatura estable por lo que no sienten ese sofoco de calor.


Recuerda que casi todas las tiendas 5àsec ya han reabierto, para que puedas contar como siempre con la gama de servicios más amplia y adecuada a tus prendas:

Maxima: Suavidad, brillo y frescura para tus prendas más exclusivas.

Ultrablanco: Evita el amarilleamiento de tus prendas blancas.

Cuidados textiles

Antiácaros: Protege tu ropa de hogar y evita posibles alergias.

Almidonado: Mantén la forma y el aspecto como nuevo de tus prendas.

Antimanchas: Protégete de las manchas con una fina capa invisible.

Antipolillas: Despréndete de los parásitos de la ropa y evita agujeros en tus prendas.

Apresto:  Trajes y vestidos de noche suaves, limpios y sin arrugas durante más tiempo.

Higienizante: Desinfección e higiene total para tus prendas.

Clásicos

Lavandería al kilo: Limpieza profunda para tu colada.

Planchado a mano: Tus prendas impecables y sin una sola arruga.

Expertos

Ropa de hogar: Limpieza y resultado óptimo en el interior de tu vivienda.

Alfombras: Quita todas las manchas de tus alfombras.

Arreglos: Embellece, repara o ajusta tus prendas con un 10% si tienes la tarjeta Privilege.

Cuero y piel: La piel y el cuero son materiales únicos y requieren un cuidado experto.

Bono camisas

Somos expertos en el lavado y planchado de camisas, por eso te ofrecemos los mejores precios, con nuestros bonos de 25 o 100 camisas.


Ahora que la ciencia ha desmontado el tabú de la ropa negra y el calor, no temas a introducir prendas de este color en tus looks para el verano. Eso sí, recuerda que hay otros factores en juego.

Compartir
Equipo de 5àsec
Somos el equipo de 5àsec España, expertos con más de 45 años de experiencia en tintorerías y lavanderías. Nuestro compromiso contigo es ofrecerte la mejor relación calidad-precio del mercado, las técnicas más innovadoras y respetuosas con el medioambiente para el cuidado de tu ropa, y desde este blog, nuestros consejos para que tus prendas estén siempre perfectas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here