Cómo arreglar una cremallera

Cómo arreglar cremalleras

Las cremalleras nos ayudan a cerrar nuestras prendas con dos tiras de tela y una fila de dientes de metal que encajan entre sí. Es un mecanismo sencillo y complejo a la vez, de diseño ingenioso y cierta facilidad para romperse en el peor momento. Ante la tentación de tirarla cuando falla, te animamos a probar estos trucos para arreglar una cremallera, que te ahorrarán unos cuantos disgustos.

Cómo desatascar una cremallera

El problema más común es muy fácil de remediar aplicando lubricante específico para cremalleras, pero si no tienes en casa hay un remedio casero alternativo: frotar el grafito de la punta de un lápiz contra el engranaje. Pinta toda la zona del atasco y vuelve a probar a tirar arriba y abajo con suavidad de la cremallera. No utilices el método con cremalleras blancas o quedarán con un aspecto sucio incluso si las limpias.

Desatascar una cremallera con jabón

Si el truco del lápiz no te soluciona el problema, puedes aplicar en la zona atascada un poco de jabón de manos untado sobre un bastoncillo para los oídos y tirar nuevamente hacia arriba y abajo para desastacar la cremallera.

Juntar una cremallera que se ha separado

El motivo más habitual por el que una cremallera se separa es por un volumen excesivo dentro de la prenda que provoca demasiada presión, como en una cartera, una mochila o una maleta llena hasta los topes. Por lo tanto, lo primero que tienes que hacer es sacar contenido hasta que la prenda o accesorio vuelva a una forma normal. Si esto te pasa comprando la prenda en una tienda, es señal de que necesitas una talla más grande.

Arreglar una cremallera eliminando obstáculos

Tanto si la cremallera está rodeada de suciedad como si hay objetos físicos interponiéndose en su camino, es muy fácil que no funcione correctamente. Para evitarlo frota con agua y jabón tanto la cremallera como la tela que la sostiene y retira todo elemento que obstruya el paso.

Arreglar una cremallera enderezando los dientes

Con el desgaste, golpes y rozaduras, las cremalleras pueden acabar con algunos dientes torcidos que impidan el uso correcto. Utiliza pinzas o alicates pequeños para enderezar aquellos que veas torcidos, con cuidado de no arrancar el diente.

En próximos artículos te ofreceremos más trucos para arreglar una cremallera. Y si no quieres encargarte tú, en muchos de nuestros establecimientos contamos con servicio de arreglos y transformaciones de ropa, ¡ven a vernos!

Compartir
Equipo de 5àsec
Somos el equipo de 5àsec España, expertos con más de 45 años de experiencia en tintorerías y lavanderías. Nuestro compromiso contigo es ofrecerte la mejor relación calidad-precio del mercado, las técnicas más innovadoras y respetuosas con el medioambiente para el cuidado de tu ropa, y desde este blog, nuestros consejos para que tus prendas estén siempre perfectas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here